miércoles

Tácticas de Revenue Management para maximizar los beneficios según la temporada del año

Maximizar los beneficios de la venta de las unidades hoteleras no es tarea sencilla. Así los datos históricos, las tendencias o el análisis del forecast se convierten en herramientas fundamentales para conseguir establecer estrategias de precios que ayuden a incrementar los ingresos por habitación. Para ello es importante que se tenga en cuenta si la venta se realiza en temporada alta o baja, asimismo no debe olvidarse que sea cual sea nuestra táctica debe integrarse en todas las herramientas online de gestión de precios.

En cualquier caso, las tácticas en temporada alta difieren de forma notable a las que se aplican en temporada baja.
Mientras que durante la temporada alta es conveniente cerrar o restringir los descuentos, eliminando tarifas especiales y vendiendo al máximo precio posible, en temporada baja vender valores y beneficios especiales se convierte en una técnica clave de optimización de beneficios, en este sentido las tarifas no reembolsables con un buen descuento son una magnífica opción.
Igualmente es temporada alta es importante aumentar las tasas de garantía por parte del cliente y las tasas de cancelación, incrementar el precio de las fechas “closed to arrivals“, aplicar el precio completo a Suites o Executive Rooms, facturar todas las noches en caso de que un cliente quiera acortar su estancia, reducir los grupos e intentar aumentar el coste de los paquetes y servicios internos.
Mientras que en temporada baja se debería motivar los upgrades, no usar las “stay restrictions“, no cerrar las ventas de las habitaciones más baratas y ofrecer paquetes con producto externo e interno.
Como se puede observar no siempre se trata de subir o bajar el precio, sino que existen toda una serie de alternativas que permitirán rentabilizar las ventas dependiendo de la época del año en la que nos encontremos.

Fuente: Tecnohotel