lunes

¿Por qué debe tener mi web un motor de reservas online?


A estas alturas de la película todos conocemos lo que es un motor de reservas;  un software que permite a los posibles clientes de nuestro hotel conocer los tipos de habitación y servicios que ofrecemos, la disponibilidad , los precios y realizar la compra en ese mismo momento.
Cuando alguien nos dice que debemos tener nuestro propio motor de reservas, la primera pregunta que nos podemos hacer es, ¿porqué, si mi hotel ya está dado de alta en varias páginas webs externas? Trabajar con múltiples portales de reservas no está reñido con tener nuestro propio motor, una opción se complementa con la otra.
Si nos paramos a pensar, ¿cuáles son los pasos que damos antes de realizar una reserva en un hotel ? Habitualmente visitamos todas las páginas de centrales de reservas que conocemos buscando el hotel que puede interesarnos, los precios y, cada vez más, las opiniones de otras personas que se han alojado en ellos. El último paso es buscar la página web del hotel que nos ha enamorado, que se adapta a nuestras necesidades y una vez allí volvemos a consultar los precios, normalmente más económicos que en el portal mayorista porque aquí no tenemos gastos de comisiones.
Si el hotel tiene un buen motor de reservas directamente compraremos; sino abandonaremos la web con las manos vacías e iremos a reservar (en el mejor de los casos) a la central.
El único propósito de nuestro motor de reservas es hacer que el cliente no abandone la página web sin comprar, por ello debemos contar con una herramienta que sea sencilla, que tenga el mismo diseño que el resto de nuestra página web y hoy en día, casi imprescindible, que esté adaptado a dispositivos móviles.
Bien! Ya hemos puesto en marcha nuestro motor de reservas; fantástico, sencillo de usar, limpio, visualmente agradable y totalmente adaptado al diseño gráfico de nuestra web, pero resulta que ha pasado un mes y sólo hemos conseguido una reserva. ¿qué está pasando? ¿hemos elegido un mal proveedor?

Antes de echarnos manos a la cabeza pensando que hemos tomado una mala decisión, debemos plantearnos una serie de preguntas.
  • ¿La página web está bien posicionada en los buscadores? Es imposible conseguir reservas si realmente nadie conoce que existimos.
  • ¿Cuántas visitas recibe nuestra web? y de éstas visitas ¿cuántas llegan a realizar la reserva? Herramientas gratuitas como Google Analytics nos proporcionarán toda esta información, el número de visitas a la web, su procedencia, a qué páginas acceden, cuánto tiempo pasan en ella, etc. 
  • ¿Los precios en nuestra web son más caros que en la central de reservas? Esto es algo que ‘espantará’ directamente a nuestros clientes y seguro que ya no volverán a visitar nuestra web.
Debemos aprender a vendernos. Cuando definimos los textos y las imágenes que deben aparecer en la descripción de nuestras habitaciones no podemos poner un simple ‘habitación doble’ ‘sencilla con vista piscina’, sí está claro, con esa descripción nuestro comprador sabrá lo que va a adquirir, pero no le estamos proporcionando información de valor. Podríamos cambiarlo por algo como “habitación amplia para una persona, decorada en estilo moderno, acogedor, con cálidos suelos de madera. Terraza con vistas al jardín donde podrá disfrutar de unos maravillosos atardeceres”.
Lo mismo sucede con las imágenes, debemos mostrar imágenes de calidad, preferiblemente realizadas por un profesional, destacando en todo momento nuestros puntos fuertes.

En definitiva, implantar un motor de reservas on line en nuestra web no es sólo instalarlo y poner los precios, debemos mimarlo, cuidarlo, posicionarlo, ponernos en la piel de nuestro cliente y adaptarlo a sus necesidades para así obtener el mayor beneficio posible. Pxsol te ayuda la lograrlo.