jueves

Fotografía efectiva para hoteles

Fotografía efectiva para hoteles




Una fotografía es seguramente el elemento que más influencia tiene en la percepción de las personas sobre un hotel. En la mayoría de los casos, una imagen en la web propia, será la primera y única oportunidad que tendremos para cerrar una venta. Lamentablemente, en otros casos, una imagen se convertirá en la pérdida de un posible cliente. Lo mismo sucederá a través de sitios de reseñas, metabuscadores, redes sociales y cualquier medio digital o impreso donde estemos presentes. Es tal el poder de una imagen que muchos incluso olvidarán el nombre del hotel pero recordarán esa imagen en particular que los llevará a identificarnos y diferenciarnos de la competencia.

Para un hotel una imagen vale más que mil palabras. Una imagen tiene el valor de convencer a las personas a que coloquen su dinero en nuestra propiedad y en nuestros servicios. No deberíamos escatimar recursos ni atención frente a la posibilidad de incrementar las ventas e influir en las futuras experiencias de nuestros clientes. Es por eso que hemos agrupado algunos conocimientos básicos y recomendaciones para lograr imágenes atractivas y eficientes.

El mensaje de una foto


Según algunas estimaciones 72 GB de datos ingresan por segundo al cerebro a través de la vista, lo que equivale al 90% de la información que recibimos de todos los sentidos combinados. Irónicamente, con tanto potencial comunicacional, muchas imágenes carecen de mensaje o transmiten mensajes confusos o erróneos. Esto es particularmente cierto en la fotografía arquitectónica.

Pensar en una imagen como herramienta de venta implica conocer a nuestros clientes y saber qué buscan al mirar nuestra propuesta. Esta búsqueda por cierto, no es por un inmueble o una decoración en particular, es por un estilo de vida, por una experiencia concreta. Depende de nosotros que cada fotografía transmita de qué manera satisfaremos dichas necesidades y expectativas.

Una fotografía es una respuesta visual a la pregunta de por qué elegirnos a nosotros y no a la competencia. Este mensaje implícito debería estar en relación a los atributos diferenciadores y la experiencia de usuario que aspiramos brindar pero a la vez tener la flexibilidad de adaptarse e incluso mutar ligeramente para representar las particularidades de cada tipo de habitación o área de la propiedad. Un fotógrafo experimentado en fotografía para hoteles será capaz de tomar diversos atributos y conceptos como lujo, comodidad o ambiente familiar y plasmarlos de manera estética y atractiva.

Otro punto a tener en cuenta previo a comenzar siquiera a sacar fotografías es qué uso se le dará a las imágenes. Hay una gran diferencia en la composición y mensaje de una serie de imágenes de una habitación pensadas para ser utilizadas en un motor de reservas a las imágenes de la misma habitación orientadas a una campaña del día de los enamorados difundida por Instagram. Pensar con antelación en los distintos propósitos y soportes tecnológicos donde se visualizarán las imágenes es esencial para que el fotógrafo pueda producir contenido versátil y eficaz.

Arte versus documentación


Hace poco tiempo, viajando por un pueblo en la costa uruguaya visité la web de un hotel con el fin de hospedarme. Su fotografía principal era una fachada panorámica del hotel en el medio de una verde pradera. No pude resistirme. Se podía percibir la magnificencia del edificio sobresaliendo en la tranquilidad de la zona rural. Para mi sorpresa, cuando finalmente llegué al hotel, descubrí con decepción que la foto había sido estratégicamente tomada desde un terreno baldío frente al hotel y que el mismo se encontraba en el medio de una ruidosa zona urbana. El resultado de esa fotografía engañosa fue un malestar que ni el excelente servicio ni las instalaciones de alto nivel fueron capaces de revertir.

Existe una delgada línea entre el arte, esa impronta personal de cada fotógrafo, y la documentación que representa con fidelidad la realidad del lugar. Debemos cuidar mucho este balance. El agregado en las imágenes de mobiliario, electrodomésticos o vistas inexistentes solo atentan contra la reputación del hotel y la satisfacción de los clientes. Así mismo, ediciones extremas cargadas de efectos y retoques desvían la atención del hotel para ponerla en la imagen en sí misma. En cambio, composiciones en el ángulo correcto con atención al detalle sumadas al ingenio del fotógrafo pueden resultar en una apariencia igualmente atractiva e impactante sin fallar a la verdad ni generar falsas expectativas.

Algunas consideraciones técnicas


Muchas veces nuestro equipo de diseño se encuentra frente la situación de no poder utilizar ninguna imagen recibida por no cumplir con requisitos mínimos de calidad, formato y tamaño. Para el caso de las fotografías digitales es importante siempre solicitar al fotógrafo las imágenes en formato RAW además de las ediciones finales en formatos JPG o PNG. Sin entrar en tecnicismos, un archivo en formato RAW es la imagen sin editar, con la calidad y el tamaño máximos con la que se capturó la misma. Hace las veces del rollo sin revelar de las cámaras antiguas y es muy útil si en un futuro deseamos realizar nuevas ediciones o modificar el área de recorte. Los archivos JPG o PNG, por su parte, son imágenes finales listas para usar pero que ya han sido comprimidas y recortadas para una aplicación específica. Recomendamos almacenar siempre las versiones RAW como copia de seguridad y solicitar que las imágenes JPG o PNG sean de la máxima resolución posible.

Otras recomendaciones en el uso y administración de imágenes digitales:

  • No estirar, ni deformar las imágenes para adaptarlas a una aplicación para la que no fueron pensadas.
  • No ampliar a resoluciones mayores que la resolución original.
  • No aplicar filtros o efectos a una fotografía ya editada.
  • Realizar ediciones siempre sobre el archivo en formato RAW o sobre la imagen original con la máxima resolución disponible.
  • Mantener una copia del banco de imágenes en algún servicio de almacenamiento en la nube para simplificar el acceso a los profesionales involucrados.
  • Colocar nombres descriptivos que faciliten la identificación de cada área o tipo de habitación.

Vídeo y otros contenidos multimedia


Vídeos y recorridos virtuales son también una excelentes herramienta de comercialización. La interacción que estos contenidos permiten incrementan la permeabilidad de la marca a la vez que simplifican la experiencia de usuario. Pero para que esto suceda debemos pensar con antelación si nuestros clientes tendrán la tecnología necesaria para disfrutar estos contenidos sin demoras ni interrupciones.

Las páginas web que en su inicio poseen vídeos de fondo o de grandes proporciones son visualmente impactantes. Aunque ese impacto puede ser negativo si los usuarios no son capaces de visualizarlo correctamente por una conexión de internet lenta o un dispositivo incompatible. Para disminuir este tipo de incidentes recomendamos que el contenido multimedia sea distribuido estratégicamente en las diversas secciones de la web para brindar una experiencia fluida y no perjudicar el posicionamiento en los resultados de búsqueda por lentitud en la carga.

También merecen una mención especial los contenidos destinados a las redes sociales. Lejos de la manera en la que administramos nuestros perfiles personales, estos contenidos deben poseer la misma jerarquía y profesionalismo que una imagen o vídeo en la web del hotel. 

Como consideración final recordemos que una fotografía puede valer una reserva sin importar donde ni cuando se visualice. Por esto debemos asegurarnos que el mensaje, estilo y calidad sea constante. Los contenidos multimediales son el escaparate de nuestro negocio y como todo escaparate nuestras ventas dependen de cuanto logremos llamar la atención de los transeúntes.


Autor: Emanuel Jofré

viernes

Claves para un hotel exitoso en 2019 - Parte 3: Big Data

Claves para un hotel exitoso en 2019 

Parte 3: Big Data



¿Qué sucede con la demanda si se aumenta un 10% la tarifa? ¿Cuales son los factores que más influyen en la satisfacción de los clientes? ¿Cuanto personal se debería contratar para la próxima temporada y como organizar sus horarios? El éxito de un hotel se basa en gran medida en saber formular las preguntas correctas y responderlas de forma precisa. Y si esas respuestas son tan cruciales ¿por qué basar las respuestas simplemente en opiniones personales o simple intuición? ¿Es posible encontrar un método para sustentar científicamente nuestras respuestas y reducir al mínimo los márgenes de error?

Big data y la ciencia de datos


Hace un tiempo que venimos escuchando hablar de big data o macrodatos y de los data scientist o  científicos de datos como los profesionales más buscados y mejor remunerados. Sin ir más lejos, ser un científico de datos ha sido elegido por 3 años consecutivos como el mejor trabajo en Estados Unidos y empresas como Amazon y Google los buscan por centenas para sumarlos a sus filas con sueldos que superan los USD 110.000 anuales. Pero qué es big data y por qué es tan importante para el futuro de una empresa sigue siendo de algún modo poco claro a ambiguo.

Para comenzar debemos entender que el término big data hace referencia a grandes cantidades de datos. ¿Qué tan grandes? Bueno, si bien no hay una definición estandarizada, la regla de las tres "v" es la más clara de entender. Esta definición nos dice que big data es cualquier conjunto de datos que debido a su variedad, volumen y velocidad no pueden ser utilizados de manera productiva; sin importar su tamaño. Por lo tanto, un pequeño hotel puede afirmar que tiene big data tanto como lo hace una gran corporación multinacional. La gran diferencia suele ser el grado de conscientización y las acciones tomadas al respecto.

Los hoteles, particularmente, son excelentes generadores de grandes y diversos volúmenes de información. Demos un vistazo rápido a algunas fuentes comunes de datos en un hotel. PXSOL, sin ir más lejos, es una fuente confiable de grandes cantidades de datos internos del alojamiento traídos desde los servicios PMS, CRM, Channel Manager, Web y Motor de Reservas. Si buscamos analizar la distribución y competitividad las OTAs, metabuscadores y otros portales hacen lo suyo aportando tanto datos propios, del mercado en general o del set competitivo. También podemos mencionar las redes sociales y medios más tradicionales como teléfonos, sistemas contables y un largo etcétera dependiendo de las tecnologías utilizadas por cada hotel.

Pero esto no es todo, a los datos directos o indirectos relacionados al rubro se le pueden sumar diversas fuentes de datos externas como pronósticos climáticos, cotizaciones de monedas o eventos en la zona. Así, rápidamente, podemos tener a disposición un gran cúmulo de datos con el valor potencial de mejorar nuestro negocio. Y toda esa información está disponible en su gran mayoría de forma gratuita o como parte de un servicio que ya se está pagando.

Por qué los datos son importantes


Lo que realmente importa de tener acceso a fuentes tan diversas de información es la posibilidad de aplicar estrategias más efectivas y mejorar el rendimiento del negocio. Para que esto suceda se debe pasar de tomar decisiones basadas en opiniones personales o “corazonadas” a la toma de decisiones basadas en análisis profundos de datos certeros. Es obligatorio para ello comenzar a justificar cada acción a tomar con números específicos que revelen probabilidades tanto de riesgos como de beneficios. Todo esto y mucho más es posible con la ciencia de datos.

Avanzar en dirección a una cultura empresarial donde cálculos precisos avalan cada decisión es un camino que para muchos puede parecer demasiado complejo. Sin embargo, hacerlo asegura que el hotel pueda encontrar siempre la decisión correcta sobre el próximo paso a tomar, ayuda a identificar y evaluar los riesgos a asumir en cada escenario posible y permite la optimización de los procesos internos. El resultado será un hotel más rentable con clientes e inversores satisfechos.

El secreto de la ciencia de datos


En el corazón de la ciencia de datos se encuentra la estadística. Con ella se pueden realizar análisis y obtener conclusiones que serían imposibles de lograr por métodos convencionales. Sé que en este punto muchos estarán recordando con dolor las clases de estadística del colegio y pensando yo no voy a hacer eso. Pero si hay una forma de ser más eficientes y mejorar el desempeño de todas las áreas del hotel se debería, por lo menos, considerar los beneficios de aplicarla.

Aquellos que hagan revenue management seguramente estarán mas familiarizados con algunas técnicas utilizadas para el análisis de big data. Por ejemplo, el forecasting o la proyección de demanda a futuro, tan común en el departamento de revenue, es parte del arsenal de los científicos de datos. En cambio, el departamento de operaciones estará feliz de saber que es posible aplicar técnicas de optimización en cada uno de los procesos y reducir así los costos y tiempos sin afectar la satisfacción del cliente. El "qué pasa si..." al que comúnmente se enfrenta la gerencia de repente se convierte en un análisis de escenarios posibles con resultados concretos y consecuencias medibles. 

El secreto de la ciencia de datos no es más que matemática aplicada a nuevas tecnologías. Nos permite incluso analizar fuentes de datos que no están estructuradas como lo están en una planilla de Excel como cadenas de texto en reseñas, twits o correos electrónicos. De esa manera podemos procesar miles, millones de textos simultáneamente para detectar cambios de comportamiento de los consumidores o cuales son los puntos del servicio que más son criticados. Es posible incluso analizar la información grabada por cámaras de seguridad, llaves electrónicas, electrodomésticos o aparatos inteligentes. Si hay un dato obtenido por un dispositivo es factible almacenarlo y procesarlo para obtener información relevante para nuestro trabajo.

Cómo comenzar


La ciencia de datos puede ser muy costosa. Mayor cantidad de datos hacen necesarios almacenamientos más grandes. Fuentes más diversas y con datos específicos implican la implementación de tecnología que sea capaz de comunicar datos útiles sobre el comportamiento de los pasajeros. Y todo esto no sirve de nada si no es posible procesar los datos y obtener resultados a la velocidad que las gestiones diarias lo requieren. Pero antes de abandonar la idea debemos saber que con la tecnología e infraestructura que ya contamos también es posible encaminarse en la cultura big data.

Para comenzar debemos tener en claro que beneficio concreto se quiere obtener de la utilización de los macrodatos. Qué queremos lograr o qué podríamos hacer con esos datos que ahora no podemos debería ser el filtro que nos ayude a detectar cuál de todas las fuentes de datos a disposición son las que vamos a utilizar.

Cantidad no es lo mismo que calidad


Pero incluso antes de apresurarse a recolectar información debemos evaluar la calidad de los datos de cada fuente. Uno de los problemas más comunes a la hora iniciarse en el mundo del big data es descubrir que los datos con lo que contamos están erróneos, incompletos o directamente no están donde deberían. Por ejemplo, si queremos obtener la demanda por país de origen como variable para algún análisis primero debería haberse cargado la nacionalidad de todos los pasajeros en el sistema de reservas. Lamentablemente, es muy común que en el afán de acelerar el proceso de check-in no se completen los datos requeridos por el sistema o se los complete con datos genéricos.

La implementación de la ciencia de datos como parte integral del proceso de toma de decisiones requiere la creación de normas que aseguran la calidad de la información disponible. Para que los engranajes funcionen es tan importante completar un formulario con detalle y precisión como los cálculos matemáticos que se realizaran con ellos.

Mas allá de los datos


La ciencia de datos es mundo complejo pero con beneficios tangibles al final del camino. Una vez superado el cambio cultural y con un hotel orientado a la utilización de datos queda el proceso de análisis y aplicación de los insights obtenidos.

En próximos artículos hablaremos más en profundidad sobre que tipos de análisis se pueden realizar y cómo pueden incorporarse en los distintos departamentos del hotel. Mientras tanto, es tiempo de comenzar a pensar que en los datos que poseemos está la clave para un negocio con un mayor retorno de inversión y, como tal, ya no deberíamos ignorar los procesos por los cuales esos datos son obtenidos. 


Autor: Emanuel Jofré

lunes

Claves para un hotel exitoso en 2019 - Parte 2: Diferenciación

Claves para un hotel exitoso en 2019 

Parte 2: Diferenciación




Erase una vez, hace mucho tiempo atrás, que la calidad parecía ser el único camino para el éxito de un hotel y se pensaba que solamente el "mejor" reinaría sobre el mercado. Y así fue que, de manera casi exclusiva, todos los esfuerzos se centraron en ser el hotel perfecto, olvidándose gradualmente de mirar alrededor. De repente, cientos, miles de hoteles ofrecían el mismo servicio de calidad y los clientes no sólo que no lo apreciaban sino que lo daban por sentado. Ese fue el surgir del marketing hotelero y de una de sus primeras interrogantes: Si todos vendemos lo mismo ¿quién va a vender más? La respuesta, en 2019, parece más que obvia; la clave está en diferenciarse.

Por qué es tan importante ser diferentes


Analicemos rápidamente la competencia de su hotel de cara al 2019. Airbnb está llegando a los 40 millones de usuarios solamente en Estados Unidos y posee más de 640.000 host a nivel mundial convirtiéndose en el líder indiscutido de la industria parahotelera. En el otro extremo de la puja, Booking y Expedia acaparan la mayor oferta de alojamiento del mundo con más de 430.000 hoteles y 1.635.000 departamentos. Su hotel se encuentra en algún punto de esa gigante oferta esperando ser elegido por un futuro cliente abrumado con opciones.

Ante este escenario la lógica se aleja del proceso de toma de decisión de los consumidores y la capacidad de detectar las características diferenciadoras se remplaza por inseguridad y ansiedad. Es en este punto donde una propuesta diferente, clara y concisa juega un rol fundamental. El rol de atraer y brindar la seguridad de que elegir nuestro hotel es la decisión correcta.

Por qué elegimos lo diferente


Nuestro cerebro está programado para detectar diferencias y para ignorar todo aquello que no nos aporte nada nuevo o relevante. Es esta característica la que nos permite vivir rodeados de estímulos e información pero, sin embargo, ser capaces de enfocarnos en una actividad específica como, por ejemplo, mantener una conversación con una persona cuando se está en un café rodeado de personas hablando.

Por eso, si queremos que sea nuestra propuesta la que finalmente sea escuchada lo primero que debemos hacer es pensar por qué no deberíamos ser ignorados, qué tenemos para ofrecer que nos convierten en una opción valiosa y relevante. Y cómo no somos los únicos tratando de posicionarse como la opción correcta, también debemos hacer este análisis con nuestros competidores. Si sabemos cuáles son los atributos de la competencia es mucho más simple comenzar a planificar una estrategia de diferenciación.

Una vez definidos nuestros atributos, el segundo paso es purgar la lista, reducirla. En cuánto más atributos queramos destacar menos efectiva será nuestra diferenciación. Siguiendo el ejemplo de una conversación, es igual de difícil hablar con muchas personas a la vez como hablar con una sola pero muchos temas distintos en simultáneo. Entendiendo esto muchas empresas han logrado basar su éxito en tan solo un único atributo diferenciador. ¿Cuál es ese único atributo por el cual sus clientes lo eligen? Si no puede mencionar uno es tiempo de definir una propuesta de valor única.

De lo genérico a lo diferente


Una de las razones más importantes para diferenciarse se relaciona directamente con la economía del hotel y consiste en alejarse de la posibilidad de ser percibidos como un commodity. Entendiendo commodity como un bien que posee valor pero que a la vez es tan común que se considera genérico, despojado de características especiales.

En una escala de diferenciación un commodity se encuentra en el nivel más bajo y se caracteriza por definir sus atributos solamente en base a su utilidad o función inherente. Por ejemplo, un hotel que posee como único atributo ofrecer servicios de alojamiento. Este es el reinado del precio más bajo. Una vez que se nos comience a considerar un commodity, solamente un lugar donde pasar la noche, nuestas opciones se limitarán a competir sacrificando calidad, rentabilidad o ambas en pos de un descuento que resulte atractivo.

División como estrategia


Allá por 1993, Al Ries y Jack Trout decían en su bestseller Las 22 leyes inmutables del Marketing que
"con el tiempo, una categoría se dividirá para convertirse en dos o más categorías". Esto significa, básicamente, que cada categoría evolucionará fragmentándose en segmentos con orientaciones cada vez más específicas. Aquí hay una pista importante a tener en cuenta para diferenciarnos.

Cuando el mercado se encuentra saturado es el momento oportuno para tomar un viejo y conocido atributo, con éxito comprobado, y transformarlo en una propuesta con atracción renovada. Ser pioneros es un excelente atajo para convertirse en líder de un segmento y, liderar, es la mejor manera de diferenciarse. Basta mencionar a los hoteles detox para materializar el concepto de división y renovación de atributos.

Pero cuidado, en esta estrategia el timing es la clave. Ser los primeros liderando una tendencia podría llevarnos a correr con el alto riesgo de no encontrar el nicho de mercado o la aceptación que buscamos. En cambio, ser los últimos en llegar significará disminuir drásticamente la posibilidad de diferenciarnos. La única certeza es que permanecer genéricos a la vista de los consumidores tendrá como resultado precios bajos y márgenes de ganancia escasos.

Comunicar Diferenciación


Saber quiénes somos y qué nos hace únicos en el mundo de la hostelería es solamente el inicio. De nada sirve un atributo ganador y horas de planificación si no se comunica con claridad y de manera consistente.

Cada una de los elementos comunicativos del hotel deben estar en consonancia con la propuesta diferenciadora. Logo, página web, fotografías, folletería, campañas de correo electrónico... Toda forma de comunicar mensajes puede y debería utilizarse para decir por qué somos diferentes y por qué esa diferencia es un gran beneficio para nuestros clientes. Y conscientes de que comunicar nuestro valor es esencial no podemos permitirnos invertir dinero en publicidad o campañas de marketing que no reflejen en todo momento por qué debería elegirnos en primer lugar.

Otras estrategias de diferenciación


Existen decenas, sino cientos, de formas de diferenciarse pero todo se sintetiza a seleccionar un atributo que sabemos que será atractivo para nuestros clientes y convertir nuestra marca en sinónimo de dicho atributo. No importa si somos el hotel más tradicional de la zona, el mas moderno, el que se especializa en convenciones o el que se identifica con algún tipo de turismo en particular. Lo que realmente importa es representar un concepto concreto en la mente de los consumidores y dejar de ser una opción más para convertirnos en la opción correcta.


 Autor: Emanuel Jofré


¿Desea saber cómo la tecnología puede ayudar a su hotel? Solicite una demostración sin cargo para obtener sugerencias de cómo utilizar nuestras herramientas para mejorar la experiencia de sus clientes.



viernes

3 Claves para un hotel exitoso en 2019. Parte 1: Generación Millennial

3 Claves para un hotel exitoso en 2019

Parte 1: Generación Millennial



El año 2019 llega con todas las miradas colocadas sobre la generación Millennial. Y es que los nacidos entre 1982 y 2004 se han convertido recientemente en la mayor fuerza de trabajo de la historia. Un dato demasiado difícil de ignorar para todos los que continuamente buscamos incrementar nuestra base de clientes. Pero los Millennial llegaron para sacudir estructuras e impulsar el cambio y será necesario mucho más que una buena conexión a Internet para satisfacerlos.



Experiencia Millennial



Ya nada es lo que era. Hoy hemos dejado de hablar de estadías, excursiones o paquetes para hablar de experiencias. Todo parecería reducirse al mismo término, pero muy lejos de ser una reducción, una experiencia es el conjunto más amplio de actividades y vivencias de un turista. Desde el momento que un futuro cliente llega a saber de nosotros por primera vez hasta que recibe el último contacto posterior a haberse retirado del hotel. Todo forma parte de la misma experiencia que debe ser diseñada cuidadosamente para satisfacer las expectativas millennials.



Y si hablamos de satisfacción un Millennial busca, sobre todo, una experiencia estéticamente placentera, auténtica, personalizada, y no tradicional. Si un Millennial llega a nuestro hotel no será en búsqueda de alojamiento, será en búsqueda de nuevas experiencias; experiencias que pueda compartir en su redes sociales. Por dicho motivo deberíamos esforzarnos en darle una razón para postear una foto desde nuestro hotel. Ser el hashtag de un Millennial no solo será su mejor cumplido, sino que será la publicidad más efectiva que podremos obtener.


Tecnología Millennial



Instagram, WhatsApp, Netflix... un Millennial pareciera no poder sobrevivir sin internet y aunque ya sepamos que es fundamental ofrecer una conexión rápida y estable a internet en nuestro hotel, la tecnología debe estar presente en cada momento, desde el proceso previo a la reserva hasta las acciones de posventa.



Según nuestros reportes anuales sabemos que en nuestro mercado es más probable que el primer contacto de un Millennial con nuestro hotel sea a través de un dispositivo móvil por lo que debemos asegurarnos de ofrecerle a través de nuestra página web una experiencia simple y adaptada a su dispositivo sin importar desde donde acceda. Y al momento de hacer una consulta la respuesta debe ser al instante. Una de las grandes tendencias que valen la pena mencionar para las web en el 2019 será el uso de chatbots, o sistemas de inteligencia artificial, para responder automáticamente las consultas frecuentes por chat. Tiempos de respuestas optimizados e información personalizada serán la clave.

¡Ayuda! Tengo un empleado Millennial



El recambio generacional también se producirá puertas adentro y aunque algunos consideran que dirigir a un empleado Millennial puede ser desalentador e incluso frustrante existen muchas razones para abrazar el cambio. Si lo hacemos pronto vamos a descubrir a una generación altamente eficaz en sus tareas, con la proactividad como lema, deseosos a encarar nuevos desafíos y, sobre todo, capaces de entender y adaptarse a la versatilidad de un huésped Millennial.



Y para comenzar una relación positiva con un empleado Millennial primero hay que aceptar que ya quedaron en el pasado los días donde se vivía para trabajar. Hoy el trabajo es solamente un medio más para mejorar el estilo de vida y lograr el crecimiento personal. Es por esta razón que esta generación buscará en todo momento avanzar, evolucionar en sus puestos de trabajos. Cualquier señal de estancamiento y rápidamente comenzará la búsqueda de un nuevo horizonte. Por otro lado, un empleado Millennial al que se le reconozcan sus logros y se le permita participar en la búsqueda de soluciones creativas para los desafíos diarios, no solo será feliz en su puesto de trabajo sino que será el mejor aliado para alcanzar los cada vez más esquivos objetivos comerciales. El empleado gana, el hotel gana.

Actitud Millennial


Estamos comenzando un año con múltiples desafíos con una competencia cada vez más heterogénea y con clientes cada vez más exigentes. Pero nadie entenderá mejor que un Millennial que la única posibilidad de éxito será la creatividad apoyada en el uso eficaz de tecnología. Este año, será uno para utilizar todas las herramientas a nuestra disposición con el objetivo de brindar experiencias únicas, con ese toque humano, hospitalario y servicial que caracteriza a nuestra profesión.





En el próximo artículo de nuestro blog: Claves para un hotel exitoso en 2019. Parte 2: Diferenciación


***
Escrito por: Emanuel Jofré 

¿Desea saber cómo la tecnología puede ayudar a su hotel? Solicite una demostración sin cargo para obtener sugerencias de cómo utilizar nuestras herramientas para mejorar la experiencia de sus clientes.




jueves

Un hotel con más ventas, menos no shows y mayor satisfacción ¿Es posible? | Mercado Pago + Pxsol


A todos los hoteleros leyendo, los invito a preguntarse si alguna vez tu hotel:

  • ¿No ha podido cobrar un no-show por que los datos de la tarjeta eran inválidos?
  • ¿Perdió una reserva por no poder financiar la compra al cliente (como por ejemplo hace Despegar)?
  • ¿Recibió una crítica negativa por la atención del personal, cuando el recepcionista estaba atareado con mucho trabajo administrativo?
  • ¿Dejó de ganar intereses con el dinero en el banco por necesitarlo disponible para gastos cercanos?

Lo más probable es que a todos los que leen y escribimos esto, nos hayan pasado esas situaciones en más de una ocasión. 

Desde Pxsol hemos estado trabajando junto a Mercado Pago en resolver esos problemas por ustedes.

¿Qué debería esperar tu hotel de está nueva integración entre Pxsol y la plataforma de pagos más grande de Latinoamérica? Te contamos...

1- Te ayudaremos a disminuir los no show


En algunas ocasiones cuando los huéspedes no están seguros de que se alojarán en determinadas fechas, hacen reservas "por las dudas" para asegurarse un lugar y un precio en determinado hotel. Sin embargo para evitar que en caso de no presentarse, les cobren la estadía, proveen algún dato incorrecto de la tarjeta de crédito. 

Los hoteles que no se toman el trabajo y el tiempo de verificar que los datos de tarjeta sean reales,  muchas veces se enteran en el momento que quieren cobrar la penalidad a ese huésped que no se presentó. 

La solución: la nueva integración entre Mercado Pago y Pxsol, garantiza al hotel que los datos de tarjeta provistos por el huésped son válidos. Y no sólo eso, sino que también permite preautorizar de manera automática la tarjeta del huésped por determinado monto para asegurarse la disponibilidad de esos fondos.
Con esto te ayudaremos a disminuir los no shows de aquellos huéspedes que reservan "por las dudas" con información incorrecta. Y de esa manera te ayudaremos a que todas las habitaciones disponibles se venden y se cobren, para mejorar la rentabilidad de tu hotel.


2-Venderás más gracias a la financiación (sin costo para el hotel)


Todos sabemos que financiar una compra es una excelente herramienta de venta, que le da flexibilidad a nuestro huésped para reservar el hotel y pagar en cuotas. 

Despegar.com ha hecho de la financiación uno de sus principales caballitos de batalla. Sin embargo, muchos hoteles se ven excluidos de este tipo de estrategias, ya que no pueden asumir los costos de financiar una compra, ya que necesitan el ingreso de dinero para la operación diaria del hotel. 

La solución: gracias a los acuerdos existentes entre Mercado Pago y muchos bancos de Argentina, tu huésped podrá acceder a dicha financiación sin interés para realizar la reserva, y tu hotel recibir el pago completo.
Cremos que este beneficio va a elevar la propuesta de valor del canal directo de tu hotel. ¿Por qué alguien reservaría en Booking.com si a través de tu motor de reservas puede pagar en cuotas sin interés?

3- Recepcionistas con más tiempo para servir al huésped, gracias a la automatización de cobros

La hotelería es un servicio, y mientras más tiempo pasemos atendiendo a nuestros huéspedes, mejor experiencia se llevarán de recuerdo. 

Sin embargo la recepción de un hotel tiene muchas responsabilidades además de los huéspedes. Tareas administrativas y necesarias como cobrar tarjetas, pero también conocidas como actividades grises, ya que no aportan valor a nuestro huésped.

La solución: la nueva integración permitirá a los hoteles automatizar cobros a las tarjetas de crédito de los huéspedes en base a la información de reserva. Logrando que la recepción del hotel tenga más tiempo para brindar servicio y mejorar la satisfacción del cliente. 
Esto viene acompañado de un sistema de reglas que te permite definir en qué momento se debe cobrar una tarjeta. Por ejemplo, si recibís una reserva no reembolsable, podrás configurar Pxsol para cobrar el total de la estadía en el momento de realización de la reserva.

Más tiempo para atender a nuestros clientes, conlleva a más huéspedes satisfechos, lo que nos permite obtener mejores críticas o reviews, lo que aumenta la exposición de tu hotel, lo que atrae más ventas :-D 

4- Generación de ingresos gracias a intereses diarios (con liquidez del dinero)


Contar con la disponibilidad de dinero, es muy importante para afrontar los gastos de la operación diaria del hotel. 

Pero tener el dinero disponible implica un costo de oportunidad: me refiero a los intereses que dejamos de ganar por tener inmovilizada la plata. 

La solución: Mercado Pago permitirá a los clientes de Pxsol ganar intereses diarios sobre el monto disponible en la cuenta de tu hotel. De la misma manera que un plazo fijo, pero con tasa dinámica (de variación diaria) yliquidez 100% de tu dinero (de un día al otro). 
Esto es un incentivo a mejorar la utilidad de los hoteles, ayudándolos a obtener más ingresos con el dinero de las reservas.

Por ejemplo en la siguiente capturan ven la tasa de interés actual en 47,2%!




Este tipo de oportunidades, realza la importancia de tener tarifas No Reembolsable. Ya que permitirá que tu hotel las cobre en su totalidad en el momento de recibida la reserva, y esto te dará más para ganar intereses.

* * *

Y los beneficios continúan, ya que Mercado Pago les permitirá si lo desean, obtener una tarjeta para utilizar el saldo de la cuenta, sin necesidad de transferirlo a sus cuentas bancarias por ejemplo.

Estamos seguros que este tipos de mejoras, nos ayuda a hacer que nuestros clientes sean más rentables y tengan más tiempo disponible. 

Invitamos a todos los clientes de Pxsol a contactar a su ejecutivo de cuenta para pedir más información sobre esta nueva integración.

Quienes aún no se encuentren en nuestra familia, pueden pedir más información aquí.



Autor: Nicolas Wegher